sábado, 8 de septiembre de 2012

En un juicio abreviado condenaron a Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez a 61 días de prisión.



Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez, militar condenado a 61 de cárcel por matar a Alexis

Por conducir en estado de ebriedad y a alta velocidad, cometer varias infracciones al esquivar a los autos parados en un semáforo, pasar luz roja, atropellar a Alexis Hidalgo, llevarlo sobre el capot volantear repetidas veces intentando desprenderse del cuerpo mal herido que termino tirado en el asfalto, darse a la fuga hasta que fue detenido por Carabineros le han dado a este Cabo Segundo del Ejercito de Chile, 61 días de presidio.

Se han cometido, con esta sentencia, dos crímenes espantosos


Alexis Hidalgo Hidalgo (1977-2011)



Rodrigo Hinzpeter: “Asesinar a un policía es más grave que asesinar a un ciudadano común”

viernes, 11 de mayo de 2012

Solicitamos a Panorama News que corrija los errores de su nota

En la nota publicada por Panorama News se han cometido algunos errores que queremos señalar a fin de que sean corregidos, ellos han sido advertido de esto, y no dar lugar a falsas ideas.
El militar de la foto no es Lagos Vasquez, es el militar que dio la noticia a la prensa de un accidente anterior de Lagos Vasquez en una oportunidad en que volco un camión.
Por otro lado seria bueno diferenciar los temores de la familia con lo que serian las afirmaciones, los temores son condicionales o potenciales, temen el cambio de alcoholemia pero no aseguran que eso pase.
Por esto es que hemos dejado un mensaje en el sitio de Patricio Mery Bell a fin de que se tomen las medidas necesarias para no inculpar a la familia y deudos de Alexis en falsas posibles situaciones y acusaciones de injurias y calumnias.
Nuestro Mensaje pidiendo la correcion
No somos voceros de la familia pero accedemos a comentarios y noticias, no obstante evitamos afirmar en nombre de ellos por no ser nosotros representantes de sus opiniones y menos aun podemos opinar por ellos. Ellos se manejan con sumo cuidado en lo que dicen, no afirman cosas que no pueden sustentar, nosotros nos permitimos plantear hipótesis pero no afirmamos cosas por ellos. No tenemos otra relación mas que la amistad y el dolor por lo sucedido, ademas residimos en el extranjero.
Obviamente no podemos revelar las fuentes de información.
Hemos sabido del malestar que ocasiono la nota por las afirmaciones publicadas a nombre de la viuda de Alexis quien según tenemos entendido, y confiamos en la información que manejamos, es muy cautelosa en sus afirmaciones.

Autopsia

Manipulación de la causa

Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez
Según fuentes del SML de Valparaiso la diligencia de la contra muestra de la alcoholemia de Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez fue solicitada por la fiscal en noviembre cuando fue la audiencia pero el tribunal recién pidió la diligencia el 7 de mazo. La respuesta del fiscal a la abogada de la víctima habría sido siempre que que no entendía el atraso de los resultados. ¡¿No entendían o no querían entender lo que sucedía?! 

Pedimos que tengan a bien recorrer este blog desde su comienzo y vean nuestras sospechas y las cosas de las que advertimos, luego por favor, hagan el ejercicio de comparar esas sospechas y esas reflexiones con lo que sucede. 
¿Siguen sin entender? 

Se lo diremos de manera franca y humilde, pero sin pelos en la lengua, están interviniendo en el caso a fin de que Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez quede libre de cargo y culpa, para que todo se reduzca a una imprudencia cometidas por la víctima, Alexis Hidalgo. Y esto en principio, por como venían las pruebas de alcoholemia y las contrapruebas podríamos agregar que intentaran que el borracho sea la víctima y el sobrio su asesino, Lagos Vazquez. 

Señores, aquí se discute algo mas que un simple caso particular en que un borracho asesina a un transeúnte, aquí se puede discutir como actúa el Estado, un Estado que tiene por función primera proteger al ciudadano hoy lo castiga y esto es así porque un miembro de uno de los estamentos del Estado, Lagos Vazquez es militar, hace uso de su situación y de sus influencias para resolver a su favor un caso de asesinato en contra del ciudadano Alexis Hidalgo. Hoy el Estado vulnera el debido proceso, hoy el Estado atenta en contra de la ciudadanía. Así como le toco a nuestro querido amigo Alexis bien pudo sucederle a otro ciudadano sin influencias como para hacer lobby, un ciudadano normal sin favoritismos, sin “pitutos.” 

La muestra de sangre que se le tomo a Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez el día del accidente solo serviría, hoy en día, para confirmar que la persona de quien se extrajo es el mismo Lagos Vazquez. Es decir se analiza el ADN y se comprueba que la sangre pertenece al acusado. El alcohol en la muestra dura máximo 3 meses y eso debe saberlo la fiscal. 
La abogada de la viuda de Alexis habría constatado que las solicitudes se habían enviado en el mes de enero pero en el Servicio Médico Legal aparecen recién en el 7 de marzo. 

Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez intentara utilizar los supuestos resultados de la alcoholemia que indicarían que Alexis Hidalgo iba con 1.98 gramos de alcohol en sangre para liberarse de su responsabilidad en el crimen, para tapar que manejaba alcoholizado, que cometió varias infracciones de transito, que paso semáforos en rojo, que llevo por delante Alexis -quien iba caminando-, que intento deshacerse del cuerpo que yacía sobre el capo del auto y que se dio a la fuga que termino gracias a que los testigos presenciales, quienes además persiguieron al asesino, llamaron a carabineros quienes lograron poner fin a su huida. 

Recordemos que según las primeras declaraciones y pericias llevadas a cabo por efectivos de Carabineros el acusado iba en un estado etílico notorio sobremanera. Recordemos que Lagos Vazquez permaneció recluido en el Regimiento Maipo luego de que la jueza de garantía considerara que era un peligro para la seguridad de la sociedad y que había un inminente riesgo de fuga.

Las primeras investigaciones y pericias arrojaron que el homicida asesino Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez manejaba un automóvil con 1,95 gramos de alcohol en sangre y él habría reconocido haber bebido dos copas de vino en la cena de honor en la que participo junto a su familia.

Están las declaraciones de los testigos, el juicio no comenzara hasta tener la contra muestra y eso ha demorado, ya, 7 meses. 

Gonzalo Eduardo Lagos Vasquez salio alcoholizado de una fiesta de la institución del Estado a la que pertenece en un automóvil prestado, habría llevado a su familia la ciudad de Limache y en la intersección de 1 Norte y Libertad atropello a Alexis Hidalgo al pasar con luz roja y esquivando a los automóviles que esperaban el paso, llevo consigo el cuerpo herido de Alexis, intento deshacerse de él con una serie de maniobras que finalmente dieron sus frutos y prosiguió en su huida hasta que fue detenido por Carabineros. Hoy intenta hacer creer que es inocente, que se trato de un accidente provocado por la imprudencia del ciudadano Alexis Hidalgo, haciendo uso de los privilegios que le da el hecho de ser parte del Ejercito de Chile. Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez, el asesino de Alexis Hidalgo, no mostró remordimiento ni dolor alguno por lo sucedido y aun hoy es indiferente al daño que ocasiono siendo su única preocupación salir libre de culpa y cargo. Alexis Hidalgo Falleció el día 9 de Julio de 2011 a los 35 años de edad, siendo casado y con una pequeña hija, a causa de una hemorragia interna en el hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar.

viernes, 13 de abril de 2012

Repercusión, Panorama News: Militar atropelló a civil y Ejército cambia alcoholemia para favorecer al uniformado

12 abril, 2012 – 20:18




El conductor era el cabo segundo, Gonzalo Lagos Vásquez:
Alexis Hidalgo murió derribado por el militar en una calle de Viña del Mar en julio del año pasado, quien pertenece al Regimiento Maipú de Valparaíso. Según la mujer de la víctima, Carla Rodríguez, la investigación está viciada, porque aún no sabe el resultado de la contra-muestra de la alcoholemia que comprueba que el victimario estaba ebrio en el momento del atropello.  
Por Guillermo Rodríguez y Gabriel Angulo 
Podría ser un atropello o un accidente normal que ocurre con frecuencia, pero cuando las circunstancias de lo ocurrido aún no son aclaradas por encubrimiento de una institución, la opinión pública debe, al menos, cuestionar el hecho.
Alexis Hidalgo murió trágicamente el 9 de julio del año pasado. Fue atropellado en la esquina 1 Norte con Libertad, en Viña del Mar (pleno centro de la ciudad), el conductor se habría pasado la luz roja porque se encontraba bajo los efectos del alcohol. 
Lo curioso es que la persona que manejaba esa noche era militar. Sí. Se trata del Cabo Segundo del Ejército de Chile, Gonzalo Lagos Vásquez, perteneciente al Regimiento Maipú de Valparaíso. Se supone que su conducta debe ser intachable dentro y fuera de la institución que representa, pero en la realidad esto no se cumple.
ACUSAN ENCUBRIMIENTO
La viuda de la víctima, Carla Rodríguez, conversó con Panoramas News para denunciar un supuesto encubrimiento por parte del Ejército.
La mujer acusa que el cabo Lagos llevaba consigo mucho más alcohol del permitido en la sangre y por ello, ella infiere que desde la institución castrense se ha hecho todo lo posible por aminorar su participación, pues en cinco meses de proceso judicial en la Fiscalía de Viña del Mar, aún no se obtiene la contra-muestra de la alcoholemia realizada de forma sospechosa tras el incidente al uniformado, la que arrojó niveles bajos. 
La causa la lleva la fiscalía de esa ciudad, María Aravena y la abogada de la víctima, Marcia Marchant, al parecer, es temerosa de esta autoridad, porque se ha pedido la contra-muestra tres veces y sin obtener nada todavía, según Rodríguez.
“Esta abogada le teme a la fiscal, por eso, no exige más prontitud en la contra-muestra”, dice la viuda.
La víctima, en tanto, está comprobado que había bebido, pero según testigos del incidente cruzó con luz verde peatonal y fue Lagos quien no respetó el semáforo.
El impacto del atropello fue enorme, pues el cabo Lagos venía a toda velocidad en segunda fila, adelantando un colectivo detenido y sin frenar atropelló a Hidalgo, dándose a la fuga en dirección a Valparaíso. Los propios colectiveros que presenciaron el cruento hecho, persiguieron al fugitivo, dándole alcance recién a la altura del Reloj de Flores, casi en el límite con la ciudad puerto.
“Sólo espero que se haga justicia y que el cabo Lagos pague por la muerte de mi marido”, comenta emocionada Rodríguez.




http://www.pnews.cl/2012/04/12/militar-atropello-a-civil-y-ejercito-cambia-alcoholemia-para-favorecer-al-uniformado/

viernes, 30 de marzo de 2012

El mundo del revés

Me dijeron que en el Reino del Revés 
nadie baila con los pies, 
que un ladrón es vigilante y otro es juez 
y que dos y dos son tres.Vamos a ver cómo es 
el Reino del Revés.
Así cantaba la argentina María Elena Walsh y parece que pronto nosotros deberemos entonar los mismos versos cuando queramos comentar lo que sucede en la causa por el homicidio de Alex Hidalgo Hidalgo bajo la irresponsable y criminal actitud de Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez.
Hace tiempo llego a nuestro conocimiento que el Servicio Medico Legal habría admitido "errores" en las pruebas realizadas en relación a los exámenes de alcoholemia. Estos "errores" serian tan groseros que, según el SML, el borracho seria Alexis y el sobrio, Lagos Vazquez.
Para decirlo de forma cruda lo que el SML intenta decir es que la culpa fue del muerto porque iría alcoholizado a la hora del "accidente" y que el pobre de Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez seria un simple conductor que se cruzo con quien no debía.
Esta idea reforzaría las expresiones del imputado quien intenta desligarse del hecho aduciendo irresponsabilidad por parte del fallecido Alexis quien se le habría cruzado en su camino, alcoholizado e imprudente.
El grosero "error" que aducen daría 0 (cero) grados del alcohol en sangre en el imputado y casi dos grados en la victima fatal, es decir, al revés.
El grosero "error" pretende tirar por tierra las primeras pericias y declaraciones de testigos, e incluso de carabineros, que indicaban que Gonzalo Eduardo Lagos Vazquez iba notoriamente alcoholizado al momento de su detención, tras un intento fallido de fuga, luego de impactar contra el cuerpo de Alexis al que llevo sobre su capot varios metros y luego quito de encima con  una serie de "volanteos" destinados a que el cuerpo herido de Alex caiga al crudo asfalto.
El grosero "error" no es un "error", es un descaro total y absoluto una falta de respeto para la victima, para su familia, para sus amigos y para la justicia, una total afrenta al debido proceso.
La abogada de la viuda de Alexis habría pedido una nueva pericia (sabemos de dos pedidos y creemos que hay un tercero) con la finalidad de despejar esta flagrante y por demás de grosera mentira.
Es tanto el descaro, en lo que podemos denominar como un intento de encubrimiento, que el "error" al que alegan invierte totalmente los resultados anteriores. cuando mienten no mienten solo un poquito mienten mucho, mienten de forma exagerada y descarada.
Se los adelantamos, el SML dirá: "Alexis Hidalgo se suicido"
Un Horror.
Sus amigos y seres queridos aun esperamos justicia, su viuda y su hija esperan justicia por Alexis Hidalgo

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Algunas respuestas y nuevas interrogantes

El día 8 de Julio de 2011, 20 dias despues del tragico homicidio de Alexis Hidalgo Hidalgo, dejamos planteadas una serie de interrogantes que con el tiempo van encontrando una respuesta. Estas respuestas parecen hacerse rogar quizás porque los procesos legales y tecnicos no se miden por la angustia y sus tiempos son otros a los que uno pretende en el afan de saber que paso y la logica necesidad de justicia.
Extrañamente en ocaciones sucede que los responsables de un homicidio se sienten mas afectados por lo que se pueda comentar y los detalles que se puedan difundir que por el delito en si, por tanto la prudencia nos lleva a tratar de ser rigurosos y cuidadosos en lo que publicamos.
Los daños que recibio Alexis fueron contundentes, el gran golpe recibido en la parte abdominal fue lo que termino siendo motivo de su desceso pero no menos importantes en su situacion general fueron los otros tantos y terribles daños en su cuerpo producto de haber sido impactado brutalmente y haber quedado tirado en la via publica.
Tenemos informacion de que Gonzalo Eduardo Lagos Vasquez habria declarado que habria estado cenando en una cena de honor por lo que se habia encontrado vistiendo uniforme de la fuerza, que habria bebido una copa de vino y habria solicitado en prestamo el automovil a una colega -no decimos compañera por temor a las acusaciones de intento de ideologizacion- para llevar a su familia a la ciudad de Limache.
Las pericias del Servicio Medico Legal (SML) habrian dado como resultado al test de alcoholemia que Gonzalo Eduardo Lagoz Vasquez tendria al momento del accidente 1,95 gramos de alcohol en sangre.
De aqui se desprenden una serie de datos que consideramos importantes, por tanto son para nosotros informacion.
Por el momento veamos tan solo alguno de ellos, mas adelante abordaremos un poco mas sobre lo que quede aqui pendiente.
Hemos remarcado cena de honor porque uno tiende a pensar que en una cena de honor del ejercito donde estan presentes autoridades superiores, pese a que pueda tratarse de un acontecimiento distendido, estaria presente cierto protocolo logico institucional mas aun trantandose de una institucion de caracter verticalista respecto a las relaciones entre miembros de la fuerza. Por tanto debemos pensar que los exabruptos y excesos podrian estar controlados en funcion de esa etica institucional y una lista explicita o implicita de comportamiento.
Dice haber bebido una copa de vino que habria dejado 1,95 gramos de alcohol en sangre segun pericias del SML conocidas recientemente, es decir mas de 20 dias despues del suceso fatal.
Con una copa de vino que habria dejado 1,95 gramos de alcohol en sangre, vistiendo uniforme de la fuerza, habria solicitado en prestamo el automovil a una colega para llevar a su familia a la ciudad de Limache.
Cuando Gonzalo Eduardo Lagos Vasquez atropello a Alexis iba solo en el automovil prestado y cuando fue detenido por Carabineros tras el intento de fuga tambien se encontraba solo en el automovil prestado vistiendo su uniforme.
¿Venia, Gonzalo Eduardo Lagos Vasquez, de dejar a su familia en la ciudad de Limache? Si la respuesta a esta interrogante es afirmativa podríamos destacar que viajo junto a su familia hasta la ciudad de Limache con 1,95 gramos de alcohol en sangre según pericias del SML con lo cual habria puesto en riesgo la vida de sus acompañantes, nada menos que sus familiares. Esto suena desagradable, incluso contradictorio si tenemos en cuenta que cuando la jueza de garantía, según consta en notas periodísticas, habria solicitado prision precautoria por considerar que era un peligro para la seguridad de la sociedad y que había un inminente riesgo de fuga, una de sus preocupaciones habría sido que su hijo era pequeño.
La preocupación por los miembros de su familia no habria estado presente a la hora de conducir un vehículo con 1,95 gramos de alcohol en sangre pero si a la hora de la prisión precautoria antes mencionada.